.
 
.
 
 
 
     
 
Asociación 50 a 60 - Asociación Civil
Personería Jurídica Res. 573/07 I.G.J.

 

Consultas rápidas. Preguntas frecuentes.


 

 


Nuestros objetivos

Actividades

Reclamo judicial            fallo Badaro

  Bs.As. : Comuna
              por Comuna
Provincia
           por provincia

Asesórese:  los 
        medios
opinan


Cómo participar

De interés general
 Mapa del sitio
Temperatura en Buenos Aires
El Tiempo Buenos Aires Aerod.

       Búsqueda de temas en este sitio:

Para informarse sobre cómo ser
DELEGADO nuestro, haga clic aquí.
Para informarse sobre cómo ser
VOLUNTARIO nuestro, haga clic aquí.

 

 

A 103 años de la sanción de la primera Ley de Jubilación


El 10 de setiembre se cumplieron CIENTO TRES AÑOS de la sanción de la primera Ley que otorgó el derecho a la jubilación a un sector de los trabajadores argentinos y nos parece que es este un momento oportuno, no sólo para recordar a quienes echaron las primeras bases a nuestro sistema previsional, sino también, para hacer una suerte de balance de sus resultados, no desde la visión técnica, sino desde la perspectiva del beneficiario.

Debe tenerse en cuenta que, el amparo del hombre en su vejez a través de un sistema normativo que previera distintas contingencias, había sido dictado por primera vez en el mundo en 1884 y la Argentina estaba entonces, entre aquellos países que primero incorporaban a su legislación este tipo de reformas sociales.

La ley 4349, dictada el 10 de setiembre de 1904 cuando Julio A. Roca era Gobierno, amparaba exclusivamente a los trabajadores de la Administración Pública nacional y significó un importante avance en nuestra legislación social. El mérito de los legisladores de entonces no fue poco; la sanción de esta ley significó desde el punto de vista de la organización de un sistema de protección a la vejez, un precedente controvertido.

El sistema implantado por la Ley 4349 fue el de la capitación pública colectiva. Es decir que el propio Estado atesoraría los fondos aportados, realizaría inversiones productivas y pagaría los beneficios correspondientes. No había cuentas individuales sino una colectiva, comprensiva de todos los asegurados, aun que estos estaban debidamente individualizados. Por muchos anos, la existencia de una cobertura amplia como la establecida, se convirtió en una verdadera ventaja comparativa del empleo público frente al privado.

Promediando la década de 1920, marcharon por sus calles los empresarios, para manifestar su oposición a la sanción de una ley de jubilaciones para los empleados de comercio. Lo cierto es que, los trabajadores, tuvieron que esperar alrededor de veinte anos más, para obtener la protección jubilatoria. Asimismo, más de cincuenta anos para cerrar el ciclo, incluyendo a la totalidad de la población trabajadora. Como tantas otras cosas en la Argentina, comenzamos a tiempo, antes que muchos, con buenos resultados pero, nos demoramos anos de anos absorbidos en enfrentamiento ideológicos con poco sentido y también, por los mezquinos intereses personales que están siempre presentes.

El ciclo que se iniciara a principios del Sigo XX, recién se cerraría en 1955, cuando fue dictada la ley que establecía el Régimen para los Trabajadores independientes, hoy denominados autónomos.

La Asociación 50 a 60 (www.asociacion50a60.org.ar) entiende que el solo enunciado de los hechos relatados, nos debería impulsar a todos los que de una manera u otra están involucrados en esta cuestión, a trabajar.

Si el Congreso de la Nación, a través de sus legisladores, puede sancionar leyes que procedan a garantizar beneficios de la seguridad social de carácter integral e irrenunciable, conforme lo establece la Constitución Nacional en su art. 14 bis, es la vía por la se deben fijar nuevas pautas que resguarden los derechos de los trabajadores en el acceso a las contingencias de vejez.

Señores Legisladores, honren a sus pares que sancionaron la ley 4349 y legislen una ley que salvaguarde la movilidad de las jubilaciones.

Alicia Gaitán
Comisión Directiva
Asociación 50 a 60
www.asociacion50a60.org.ar

 

 

 

 

 

Si quiere recibir nuestros boletines periódicos, mándenos su e-mail. Podrá desuscribirse cuando quiera.
Mi e-mail es:
Si usas correos electrónicos tipo webmail, como Hotmail, Yahoo o Gmail, y querés recibir correctamente
nuestros boletines, por favor leé las instrucciones haciendo clic aquí.

 

Consultas  |   Home  |   Agregar este sitio a tus favoritos     |  Contáctenos
Políticas de Privacidad   |    Términos de uso  |  Mapa del sitio
|   Hacé de este sitio tu Página de Inicio    |   Imprimir esta página   |

__________________________________________________________________________________________________________

© Copyright  2004/2008 - Hecho el depósito que marca la ley 11.723
Todos los derechos reservados por la Asociación 50 a 60
Asociación Civil para jubilados, pensionados y mayores de 45
Personería Jurídica Res. 573/07 I.G.J.   |   República Argentina